Feb 7, 2013

La silla más bella del mundo.

Conocida como “Round chair”, en el catálogo de PP Møbler como PP501/503, pero esencialmente se le conoce por "The chair" o "La silla". Que por su impecable realización, ningún otro mueble en la historia ha podido expresarse como superlativo en su categoría.

Diseñada por el Danés Hans Wegner (1914-2007), el diseño característico, de línea minimalista, está formado por once piezas destacando una singular pieza orgánica que fusiona el respaldo con dos brazos brazo a los largo de dos extensas uniones dentadas, esta pieza a su vez se apoya sobre piezas de sección circular que a la vez soportan las piezas del asiento.

El espacio abierto entre los brazos está diseñado de forma que pueda facilitar libertad de movimiento al usarla. Si bien la mayoría de las piezas están unidas por espiga y caja, en el caso particular de la pieza curvada, la unión dentada en forma de zigzag enfatiza el dominio de la técnica de Wegner, al crear un miembro suficientemente resistente mejor incluso a haberla realizado de una sola pieza, facilitando a la vez la integración formal y apariencia escultórica del mueble.

A diferencia del aparente doblez de los brazos, estos son tallados de madera sólida, Wegner aseguraba que la buena silla era un ejercicio sin conclusión. Por lo que más allá de sus pares daneses como Arne Jacobsen o Finn Juhl, Wegner era reconocido por su dedicación exhaustiva en el mejoramiento progresivo del mueble. Desde el tiempo de planeación en modelos a escala hasta su esfuerzo en pulir las piezas de mueble hasta obtener la forma deseada. Habiendo tenido formación de escultor, además de la preocupación por la expresión estética, Wegner tenía preocupaciones por la durabilidad del mueble.





De los 500 diseños realizados por Wegner en su prolífica carrera, alrededor de 100 han sido fabricados por el taller de PP Møbler, una empresa tradicional de Allerød cerca de Copenhague, donde trabajan alrededor de 20 artesanos. En este taller se fabrican alrededor de trescientas piezas del PP501/503 al año. Se fabrica en diversas especies de madera como Roble danés, cerezo y teca. Toma un total de 12 horas fabricarla y se estima que se han fabricado alrededor de 20,000 piezas desde su primera exposición en la feria del mueble en Copenhague.

 El costo actual de “La silla” en el mercado de mobiliario contemporáneo tiene un amplio rango de valor oscilando entre 1,800 y 4,000 dólares.

A mediados del siglo pasado, el mueble adquirió notoriedad mundial en dos ocasiones. En 1950 la revista “Interiors Magazine” la anunciaba en su portada como "La silla más bella del mundo". Probablemente, esta notoriedad haya facilitado la escogencia del singular mueble para ser utilizado en el debate presidencial entre Nixon y Kennedy en 1961, el mueble atrajo la atención del mercado Norteamericano generando una demanda que sobrepasaba los alcances de fabricación disponibles en el momento.

Se refería Wegner al mueble: “Muchos extranjeros me preguntan cómo habíamos creado el estilo Danés. Yo les respondía que era producto de un continuo proceso de purificación, y para mí de simplificación, para cortar de la manera más simple posible los elementos de las cuatro patas, el asiento y combinando los brazos y el respaldo”

Hans Wegner tenía la convicción de que una silla bien realizada podría durar por lo menos medio siglo, pero probablemente el diseñador no haya considerado, es que después de la longevidad física del mueble, está latente la prevalencia del singular diseño, un hito aún no superado en los anales del diseño de mobiliario contemporáneo. Mientras el maestro manifestaba que el asiento estaba terminado cuando el usuario se sentaba en este, la historia establecía una relación definitiva e imperecedera con “La silla”.

Link:


Autor: Julio C. Moreno


1 comment:

Eveliza Molina said...

Un dato muy curioso sobre la silla.... te sigo... te invito a seguirme..
http://eveliza-tumisma.blogspot.com.es/